director en pasaje 18

Gustavo De La Torre

"El músico peruano debería aprender a ser humilde".

crédito: PÁGINA CENTRAL

Gustavo Jesús de La Torre Casal, a sus 31 años, está por realizar su video clip número 100 con Pasaje 18. Así como ha hecho videos sin cobrar e, incluso, ha costeado la grabación de los mismos, también se ha dado el lujo de hacerle uno a Café Tacuba, después de lo cual alista trabajos audiovisuales para varios artistas internacionales. Todo a punta de talento, planificación, amor al arte y buena onda. Esta última cualidad "le falta a la mayoría de músicos peruanos", dispara Gustavo. 'Chapa' esa flor.

Digamos que hoy ‘cualquiera’ puede  hacer un video. ¿Eso está bien o está mal?

Está mal. Una cámara no hace a un comunicador audiovisual. Es una carrera que hay que estudiar y tienes que aprender un montón de conceptos. Además, en este trabajo el tipo de personalidad también es importante. Una persona puede ser director, pero no productor. Los patrones de personalidad son muy importantes. Sí creo que si bien las tecnologías están ayudando a que las cosas salgan mejor, no significa que cualquier persona, con cualquier cámara, puede hacer cualquier cosa.

¿Por qué hacer videos a grupos de rock locales?

Mi socio y yo hemos trabajado durante tres años en empresas diferentes. Llegó un momento en el cual nos aburrimos y muchos de sus amigos (él es músico también) no tenían cómo difundir lo que estaban haciendo; entonces, para empezar con algo grande le escribí al grupo punk norteamericano No Use for A Name para hacerles un video aprovechando su visita a Lima. Les gustó la propuesta e hicimos el video. Esa fue la carta de presentación para empezar a trabajar con otras bandas, como Difonía, Jhovan Tomasevich. Nuestra idea era abrir este mercado y generarlo, ya que solo existía en el lado más pop.

 

 

AL COMIENZO. Pasaje 18 ha sido parte del crecimiento de varias bandas, como Difonía. 

Dónde lideraba Percy Céspedez

Entonces, la idea era hacer una propuesta musical distinta en base a lo que nos gustaba musicalmente y llevarla a cabo ya como empresa.

¿Y ahora vives de hacer videos clip a grupos de rock?

Sí. Al inicio, como estás generando reel, tienes que bajar precios. Lo que sí debes hacer es cantidad, pues los presupuestos no son muy altos. Varios videos para poder sobrevivir. Estamos por hacer el video 100 en cinco años. Sí se puede, pero hay que educar al músico para que invierta, porque es invertir en su producto. Nos ha costado un poco esto de educar al músico y decirle: ‘oe, por si acaso esto es para ti, es tu carta de presentación afuera, adentro, es tu imagen’.

¿Hiciste videos solo por amor a la música?

Un montón de veces. Es más, hay videos que yo he pagado (risas). El tercer video que hicimos, que fue de La Momia de The Muertos era algo que yo quería hacer, porque a mí me encanta el terror y el género, y dije: 'ya, voy hacer mi pequeña película de terror', pero en video y lo hicimos, y yo lo pagué. Es una manera de votar cosas personales. Si bien el video clip es un producto para una banda, también es un medio de expresión y no solo para el grupo sino para el director también. Hay momentos que yo quiero trabajar una canción que tiene una historia interesante, pero a veces no hay recursos para hacerla. Entonces, tratamos de reducir los costos a la mínima expresión y hacerlo básicamente por amor al arte.

Y lo seguirás haciendo…

Por supuesto. Aunque ahora son las bandas las que dicen que no (risas). Se ponen más especiales (risas). De hecho me acaba de pasar con una banda.

¿Cómo estamos en el Perú en la realización de videos clip?

Estamos dando un paso interesante. Después del trabajo que hicimos con Café Tacuba un montón de gente empezó a escribir, no solamente músicos, sino de blogs y como que se empezaron a interesar por lo que estaba pasando aquí. Empezaron a pedirme música de todo tipo y me decían: 'oye qué está pasando en el Perú y por qué no conocemos esto'. Afuera consideran que el Perú tiene mucha influencia de fusión ya sea en la cumbia electrónica o en el indie folk, y creen que eso va a reventar. Precisamente, por el trabajo que hago con Balcony TV, hace dos semanas me escribió el dueño de la franquicia en Irlanda y me dijo: “ustedes en temas musicales son de lo top que hay en el mundo”. Fue bueno saber que las propuestas de aquí están a nivel.

 

 

EN EL BALCÓN. Franquicia que maneja Pasaje 18 en el Perú. Aquí con la genial banda Cohete de Chile. 

¿Qué les falta a los músicos locales para plasmar mejor su propuesta?

La mayoría está muy bien entrenada. Con el acceso a Internet todo el mundo ve referencias. El mayor problema es lo presupuestal, porque con los recursos que se manejan es imposible producir algunas ideas. En el tema del video no está claro cuánto tienen que invertir y por qué tienen que invertir. Si quieres que tu video se parezca a uno de Foo Fighters, de hecho tienes que invertir más.

¿A qué artista local te gustaría hacerle un video?

Estoy queriendo trabajar con Kinder de nuevo, y muy probable sería el video 100. Y con una banda que me gustaría trabajar y todavía no lo he hecho es con Kanaku y El Tigre, pero creo que ellos ya han sido decidido quiénes harán los videos de sus canciones (risas).

El video a Café Tacuba fue un punto de quiebre para Pasaje 18. 

A las empresas les llamó la atención y empezamos a hacer videos para publicidad. Ya en el lado personal, una banda que tiene 25 años tocando y que te trata como si fuéramos amigos de años, fue súper fuerte, porque a veces los músicos de aquí tienden a ser súmamente egocéntricos, pese a que trabajamos en buena onda y a veces a favor, y a veces son mala onda…  Entonces, luego de eso trabajar con Gepe (Chile), con Vicente Gayo (México), todos han sido amores de personas. Con Niño Cohete (Chile) hace poco..., fácil han sido los mejores humanos con los que hemos trabajado en nuestra vida (risas). Me es un poco fuerte ver cómo el músico en un país que tiene una industria piensa muy diferente que el artista local.   

¿Por qué?

Capaz es un tema de estrés. (El de afuera) tiene manager  y un equipo detrás… (El local) tiene tantas cosas que ver a la vez solo y sin muchas posibilidades de salir, quizás eso le genera tensión. Los tacubos con el tiempo que tienen pudieron ser unos divos y si querían no haberme hablado durante toda la grabación, en verdad fueron bravazos, hemos toneado y, sobre todo, súper humildes. El tema de la humildad me parece muy interesante. El músico peruano debería aprender a ser humilde. En mi experiencia, la mayoría no es tan humilde. Del 100% de músicos peruanos con los que he trabajado, tranquilamente el 60% son complicados para trabajar. Hay un tema de ego un poco alto que no entiendo mucho.

¿Trabajarán nuevamente con Café Tacuba?

Quedamos en buenas relaciones. Sería mostro.

 

 

DE ALTO VUELO. Los cafeta viajaron hasta Paracas para realizar este video con Pasaje 18.

¿En el rodaje de tu vida profesional, estás en el minuto que te imaginaste?

Sí. Yo soy medio friki, hago planes y estrategias cada tres años. Y hasta ahora todo está cumpliéndose exacto. El tema de Café Tacuba era algo que yo había esperado que ocurra, aunque no exactamente cuándo.

¿Cómo se establece el contacto con Café Tacuba?

Joaquín Vega, hermano del cantautor peruano Camilo Vega, fue alumno mío, y él es como el mayor fan de Café Tacuba aquí en el Perú, y se volvió amigo de ellos. Un día me dijo que les iba a escribir a ver si Pasaje 18 le podía hacer un video. A las dos semanas, me dice: “ya les escribí y van a revisar la propuesta”. Dos días después, Rubén nos escribe a los dos y empezamos.

¿Qué videos se vienen para Pasaje 18?

Niño Cohete, dos de Pipe Villarán y me han escrito de Estados Unidos para hacerle un video a Natalie Walker, que tiene una onda indie. Video para Riviere y con el grupo mexicano Torreblanca y otro para el grupo colombiano Mula. Además, vamos a empezar a hacer cine.

¿No has pensado trabajar en tele?

Es difícil, los presupuestos no te dan para hacer un proyecto de calidad. Primero hay que cambiar el chip de los programadores de televisión y un poco el de la gente. Si lo que más se ve es Combate, es medio fuerte, ¿no? Sería mostro, pero no es el momento.

¿Ves tele?

La verdad que no. No veo tele como hace seis años. Primero, no tengo tiempo y no hay nada que me llame la atención.

 

 

DESDE EL SUR. El artista chileno Gepe también cayó en las manos de Gustavo de La Torre. 

Entrevistas relacionadas

Comentarios