guitarrista

Charlie Parra del Riego

"No sé leer música, cero lectura musical ni las tablaturas".

crédito: PÁGINA CENTRAL

Cuando Charlie Parra del Riego era niño, quería ser marino de guerra… Hoy, muchas millas después, es un reconocido (y destacado) guitarrista de grupos de metal y figura del You Tube. “Mi academia fue la cancha, tocar en bares… He tocado hasta Enanitos Verdes”, recuerda en esta entrevista el guitarrista de Difonía –que regresa en diciembre– y Masacre. Suba el volumen.

Acabas de participar en un concierto sinfónico…

Junto con Álex Acuña en Sinfónica Pop… con mi guitarra y 70 músicos con violines leyendo sus partituras… El primer día del ensayo hice 'roche' con la partitura, la tenía al revés, ni la miraba… (risas).

¿No sabes leer música?

Ni chino mandarín. No sé leer música.

Cualquiera que te ve tocar dice ‘este pata la rompe’.

Para nada, cero lectura musical ni siquiera las tablaturas las saco.

Puro oído.

Cuando he comenzado a tocar fue de frente en la cancha. Difonía es una banda que hice con un ‘pata’ del ‘cole’. Él era el baterista ‘punkeke’. Teníamos 17 años. Yo quería tocar metal y dijimos qué pasa si yo toco mis riff metal y tú tocas tu batería ‘punkeke’. Así nació Difonía. Además, yo tocaba en bares.

En algún lugar te habrán enseñado a tocar la guitarra.

De hecho he tenido profesores, pero nunca he sido constante. Tengo amigos a los que les he preguntado (sobre tocar guitarra). Lo más cercanos de referencia son Jesús Parra de Contracorriente, Koki Tramontana de Masacre y Coco Rengifo. Como estaba rodeado constantemente de músicos, trataba de ‘chapar’ un poco del estilo de cada uno. Les decía ‘oye enséñame cómo se toca eso’. El hecho de tocar covers (me ayudó a aprender). Además, he tocado en bares de la selva.

¿En la selva?

En Tarapoto, Pucallpa. Me llevaban.

Eras el chibolo talentoso.

Entre los 17 y 19 años tocaba con gente que ya había pasado los 30 años. Creo que esa onda de tocar y viajar me gustó. Era una banda de covers.

 

 

LA CONOCE. Este video tiene más de 4 millones de reproducciones.

¿Cuál es el cover más inimaginable que tocaste?

Era locazo. Cuando yo estaba en Lima tocaba en Difonía, Serial Asesino y Masacre. Con Difonía tocaba a las 4, con Serial a las 5 y con Masacre a las 10 de la noche. De ahí tenía que salir disparado a Barranco a tocar con la banda de covers hasta las 3 de la mañana. Cuatro horas tocando con este grupo. Era una chamba bien ‘achorada’. Eso duró sus tres años. Mi academia fue la cancha, tocar en bares, cuchitriles y festivales.

¿Si no sabes leer partituras cómo te orientas para sacar los temas con los que te has vuelto famoso en You Tube?

Como he estado tocando en estas bandas de covers entonces tenía que tener un cierto tipo de escuela. Las sacaba de oído. En algún momento tuve la ilusión de ser un músico de conservatorio… De hecho creo que podría serlo, pero ya no está dentro de mis prioridades. Antes pensaba que era un requisito indispensable. Pero ahora mi manera de pensar ha cambiado bastante.

¿Qué querías ser de chibolo?

Marino de guerra… por la familia. He estado en el Liceo Naval Almirante Guise. Después vino lo de tocar guitarra, hacer mi banda.

De ser marino a ser rockero hay muchas millas de distancia…

Creo que más allá de tener el apoyo familiar, mi familia no se opuso, aunque tampoco aportó. Fue un ‘déjalo ser’, ‘que haga lo que quiera’.

En qué momento lo tuviste claro.

En algún momento pretendí estudiar comunicaciones, porque lo vi relacionado. Estuve en ISIL, pero ahí fue cuando me hicieron la oferta: ‘nos vamos a la selva’. Y dije: ‘nos vamos a la selva’ y que eso era lo que quería ser. Las malas noches y dormir en el piso iba valer la pena en algún momento.

Y dormiste en el piso.

Hasta hace poco… (risas). Es parte de…

¿Siempre te afanó el metal?

Yo empecé escuchado lo clásico que escuchaban los chibolos a finales de los 90s, que estaba de moda el new metal, el grunge. Yo iba a galerías Brasil, alucinaba discos de metal. Conforme pasó el tiempo empecé a escuchar punk, como Ramones, Misfits.

Tocar en tantos grupos es como tener varias mujeres.

Exactamente, es como tener varias familias. Llegó un momento que dije: ‘no puedo más’. Lo que hice fue salir de la banda de covers. Renuncié con ‘roche’ del bar y dije me voy a dedicar a mis bandas.

¿Pero la banda de covers no te daba de comer?

Claro que sí, pero llegó el momento en el cual a Difonía se le ofreció tocar tarde, que era lo que nosotros queríamos y Serial Asesino también, y no podíamos porque yo tenía que tocar en el bar. Con las bandas de este tipo lo haces por amor al arte…

Renunciaste al dinero…

Para meterle al 'punche' de las bandas. De ahí me llaman a Masacre, en 2009, y tomé otra decisión: dejar de tocar en Serial Asesino. Aparte de eso, ya tenía planeado comenzar a hacer cosas yo solo y ahí es donde entra You Tube.

Ya habías visualizado hacer una carrera como figura del You Tube…

Para nada. Ni siquiera sabía la existencia de You Tube, que era como un My Space o un Hi5. Tenía unos riffs, algunas cosas que yo tocaba, que decía: ‘esto no va con Difonía porque es muy metalero, esto no va con Serial porque es muy ochentero o esto no va con Masacre porque es muy marica’. ¿Dónde ‘chucha’ lo subo? A You Tube. Primero subí una improvisación y de ahí la Marcha Turca de Mozart. La grabé y la subí dos años después. Pasaron unos meses, tenía abandonada la cuenta y, de pronto, me empezaron a llegar un montón de emails y era que el video había llegado a un millón de visitas. Nunca había visto un video con millón de visitas. Tenía mensajes de diferentes partes del mundo, que por qué no sacas un disco, etc. Para esto, yo no soy fan de la guitarra instrumental, me aburro. Mil veces voy a preferir escuchar el disco de Danzig que escuchar un disco de guitarra instrumental metalera de un tipo de pelo largo. Me aburriría de mí mismo. Entonces, dije voy a seguir subiendo videos y hasta que se me ocurrió hacer una versión del Himno Nacional del Perú, porque habían unas cuantas en You Tube, pero eran una falta de respeto. Eran malísimas… Como yo no leo música, escuchaba la versión que salía al final de Canal 7, cuando se acaba la programación. Me guié de ahí y sin ser uno de los videos más visitados de mi canal, en ese momento fue un viral. Salía a la calle y la gente me reconocía. ‘Ahí está el huevón del Himno Nacional’, decían. Iba al Sargento Pimienta y me invitaban ‘chelas’… A la gente realmente le gustó. Aunque hubo una gente que estaba en desacuerdo, porque decían que era una falta de respeto lo que había hecho, que me había metido con los símbolos patrios, que deberían meterme a la cárcel… Incluso, quisieron recolectar firmas para denunciarme…

¿Por qué?

Porque mi versión era sacrílega, pero obviamente al final te das cuenta que es un homenaje…

¿Y cuál fue tu motivación para hacer esa versión: por ser algo raro o porque eres un patriota?

Me obligaban a cantar el himno en el colegio, viniendo sobre todo de un colegio naval. Siempre ‘me llegó a la punta del huevo’ cantar el Himno Nacional, sobre todo por partes de la letra como eso “del peruano oprimido”. Además, me ‘llegaba’ que me obliguen. Entonces, dije a ver qué pasa si hago esto con algo que yo me sienta más identificado: una guitarra. Cuando he tocado el himno hay gente que la canta… y ahora sí le tengo un ‘feeling de la patada’. Ahora hay gente que me escribe y me dice: ‘oe, así me gustaría cantarla en el colegio’, ‘tu versión la escucho en Fiestas Patrias’. El Himno Nacional fue una buena etapa.

¿Qué otro tema del cancionero nacional te gustaría interpretar?

He intentado hacer, sin mucho éxito, El Aguajal, de Los Shapis, pero me salió ‘hasta el culo’, un ‘pata’ me dijo lo mismo. Entonces, nunca verá la luz. Muchacho Provinciano también la tengo ahí… Aunque, más allá de eso, ahorita mi prioridad está en hacer lo mío: Difonía. Estoy retomando eso porque todo este tiempo que estuve fuera del país (tocando con una banda canadiense) se puso en stand by todo. Creo que me equivoqué en haber dejado de lado tantas cosas…

Pero has viajado bastante con esta banda canadiense (Kobra And The Lotus)…

He tocado en más de 120 conciertos en el extranjero: Europa, Estados Unidos, Canadá…

¿Qué pasó ahí: dejaste la banda o ya no te llamaron?

Hubo un problema con las visas. Hubo algunas visas de trabajo que no llegaron a tiempo, lo cual era responsabilidad del management. En una de las giras más importantes que teníamos se me negó una de las tres visas que necesitaba y esa era la de Europa. Ahora, yo ya tenía varios problemas con el management de la banda. Digamos que ese grupo no era para mí ni yo era el guitarrista para esa banda. Cuando pasó lo de la visa, ellos me dijeron: ‘Charlie vamos a cambiar tu contrato para que ahora seas músico invitado de la banda, ya no miembro’. No acepté. Aparte, me querían obligar a ponerme pantalones de cuero.

¿Y lo llegaste a hacer?  

Jamás en la vida, no había forma. Yo estoy en la música no necesariamente para seguir reglas. También tengo que hacer lo mío. No sé si será poco profesional de mi parte, pero yo no acaté varias reglas y eso me costó un choque en la relación con esta banda.

¿Qué más te obligaron hacer?

Yo no soy drogadicto ni nada de eso, pero a mí me gusta tomarme mis chelas, un trago en un concierto y más aún si he tocado. Siempre voy hacer mi chamba como tiene que ser, lo que haga después no le importa a nadie… Salí de la banda e igual grabé el disco. Mucho tiempo después vi una foto de la banda y no conocía a nadie. Cambiaron a todos. Aunque fue una buena experiencia, siete giras internacionales así nomás cualquiera no la tiene. Codearte con Dino Cazares (Fear Factory) y Steel Panther así nomás no pasa…

Conociste a Gene Simmons…

Sí, es un loco. Esa misma noche conocí a Lemmy de Motorhead. Un 20 de diciembre de 2012. Nadie te quita lo bailado.

 

 

DE GIRA. Cuando Charlie era parte de la banda canadiense Kobra and The Lotus.

¿No piensas volver a tocar con un grupo extranjero?

Luego de Kobra… toqué con un proyecto francés, luego de lo cual retorné a Lima para retomar todo. Me fui con Masacre a Colombia, luego me fui a Nashville, a la fábrica de Gibson, porque trabajo con Kramer y estamos trabajando en la guitarra Charlie: la Kramer Charlie.

¿Cómo es una gira con una banda metal?  

He estado en siete giras. La más larga fue una con Fear Factory y Hate Eternal y fue una gira de 49 conciertos en tres meses. Tenía uno o dos días de descanso por semana. Entonces, el ritmo de vida que llevas es bien ‘achorado’. Tenías que respetar tus horas de sueño. Ahora, cuando me fui de gira la primera vez, no voy a mentir, me metí la ‘juerga’ de mi vida. Fue asqueroso. Llegué a Europa para la gira de Steel Panther, inicialmente fui para seis fechas y me quedé para más de 120. Ese primer mes era una ‘juerga’ interminable, yo estaba feliz. El segundo mes no pude con mi vida, quería mi cama, quería mi wáter. Estaba destrozado. Físicamente la primera gira me dio una lección de la 'gran puta'.

También se aprende mucho…

He aprendido mucho cómo se maneja todo. Me da risa cuando hay gente que acá dice: afuera es otro ‘level’. No es que sea otro ‘level’, es que la gente se saca la mierda. Acá un ‘culo’ de gente se queda dormida. Esperan que los llamen. Eso también pasa acá cuando en las notas de prensa le ponen énfasis terrible a quién produjo el disco… Piensan que como que el disco lo produjo tal o tu video lo produjo tal y como lo masterizó tal te tienen que llamar a todos los conciertos. No es así. Las bandas se deben sacar la mierda. Dicen: ‘no le dan chance a las bandas nuevas’. Si no les dan chance, que hagan sus conciertos. Difonía estuvo en los festivales más importantes de acá y un montón de gente decía ‘son gente argollera’. ‘Brother’, Difonía empezó haciendo sus conciertos en el Bowling, en el Florentino. Era así porque nadie nos llamaba y tuvimos que hacer las cosas por nosotros mismos. El primer concierto grande de Difonía fue uno de Dalevuelta. Abrimos, tempranito, habían 60 personas en un concierto para miles. Entre esas 60 personas estaba Charlie Diazepunk, y luego nos invitó para abrir otro concierto y en este concierto de las 10 personas que estaban, había otro músico de otro grupo, y así se van pasando la voz. Mucha gente se queda dormida, espera que los llamen, como invirtieron la plata de papá para grabar afuera, dicen ‘puta, qué raro que nadie me llame si he salido en Somos, en El Comercio’. Eso es lo que más he aprendido en las giras en el extranjero, que la gente se saca la mierda ‘chambeando’.

¿Qué se sabe del Perú en el extranjero en cuanto a música, en la movida que estuviste?

¿Quieres saber la verdad, la dura verdad?

Tal cual…

El único referente que he escuchado luego de estar por Finlandia, Bélgica, Suiza, Alemania, Inglaterra, EE.UU. es la comida y Álex Acuña. ‘Perú, Álex Acuña, yeah, yeah, yeah’, me decían. Es más, el ex bajista de Buckcherry, en Londres, me dice: ‘Charlie tú no eres de Canadá ni cagando’ (risas). Le dije que era de Perú y me respondió: ‘mándale saludos a mi brother Cuchou’. Le respondí: ¿a qué Cuchou’?. ‘Cuchou Peñaloza’, dijo (risas).

El director de videos Gustavo de la Torre (Pasaje 18) me dijo que el músico peruano no es humilde y hasta mala onda. ¿Qué opinas?, tú que conoces tanto nacional como extranjero.

Desde 2003 que toco me he topado con un montón de gente de mierda y tengo que darle la razón a Gustavo. Así como existen los que creen que por que grabaron con tal ya deben llamarlos a conciertos, también está la gente que quiere que los saluden en la calle, la fotito en la revista, la nota en la web, que los dejen entrar gratis a los conciertos… Es gente que no aporta. También hay bastante ‘sobonería’. Todos 'se chupan la pinga' entre todos y eso no nos va a llevar a ningún lado. No todo tiene que ser ‘paja’. Hay bastante gente que le gusta lo que hago y otro montón que le parece una cagada. No es necesario ser zalamero.

¿Difonía vuelve en diciembre, será para quedarse?

Es un regreso. Yo tengo planes de grabar con Difonía, me gustaría sacar un disco nuevo.

¿Trabajarás la banda en el extranjero, en festivales?

Quiero grabar el disco y comenzar a trabajar. Es mi banda de toda la vida. Trabajaré todo lo que pueda. Aunque no creo que toquemos en cierres de campaña (risas).

Porque puede darse el caso que estás con Difonía y, de pronto, te llaman del extranjero para otras giras…

Puede suceder y ha sucedido. No planeo las cosas. Probablemente, la fiesta dure menos, pero la satisfacción de seguir haciendo música lo vamos a sentir más.  Estamos proyectados en hacer una buena ‘chamba’.

 

 

UN HIMNO. Aquí junto con su banda Difonía, que en diciembre de este año regresan a los escenarios.

¿El futuro de Charlie Parra cómo va, sigues con You Tube?

Lo de You Tube va seguir porque de hecho me gusta hacerlo.

Además, caen sus monedas…

Hay tiempos de vacas flacas y otros que no… Me abrió las puertas.

¿Alguna vez te has creído un rock star?

Cuando era chibolo yo me creía la cagada, la fregué tantas veces… Pero de los errores se aprende. Si pisas caca en el mismo sitio es porque eres un ‘taradazo’ (risas). Ahora, cuando era chibolo jamás pensé que me iba a pasar todo lo que me está pasando. Yo me vi tocando covers en ese bar todas las noches de mi vida, tocando la misma canción de Shocking Blue.

Has tocado hasta cumbia…

Claro, he tocado hasta Enanitos Verdes en bares de Lince.

Y también has participado en tributos… ¿Qué opinas de las críticas a los grupos que hacen tributos?

No entiendo por qué esa gente que critica los tributos no va a festivales como el Vivo por el Rock, a Vichama a ver a Cuchillazo o a La Noche de Barranco a ver a La Sarita. Se quejan sin fundamento. Ahora, el otro día vi un afiche de un tributo no sé si a Héroes del Silencio o Cerati que decía: ‘El tributo internacional profesional con la voz más poderosa de América’. Entonces, tampoco, tampoco… (risas). Hay tributos y tributos.

¿Qué piensas de estos programas como Yo Soy, La Banda?

No los veo… pero creo que cuando salió el Robert Plant o Kurt Cobain un montón de gente no tenía ni idea lo que era Led Zeppelin o Nirvana y capaz a partir de eso los hayan conocido. Para mí el reggaetón es una porquería, un adefesio; entonces, si alguien gracias a Cobain o Plant de Yo Soy borró de su play list esa mierda (de reggaetón) para poner el Nevermind, bienvenido sea. Ahora, mi gran pregunta es: ¿Dónde chucha están los que ganaron? Van a ser Kurt Cobain toda su vida… 

¿Cuál es tu posición sobre lo ocurrido recientemente con Calle 13?

La gente ha exagerado cuando dice que ha hecho historia. Lo han puesto en un pedestal y se han olvidado que antes trató al público 'hasta las huevas'. Además, me parece que es una banda de mierda: tiene un rollo ‘revolucionario’, pero yo no le creo. Aunque tocan muy bien.

¿Te consideras un músico peruano exitoso?

Me considero uno de los más ocupados, definitivamente. Creo que estoy pasando por un buen momento. Eso ha generado que un montón de gente diga: ‘Este huevón se cree la cagada’. 

 

 

DREAM TEAM. Charlie Parra acompañado de los hermanos Castillo (D'mente Común).

Entrevistas relacionadas

Comentarios

quiero ser como charlie parra

Ytalo Zárate

Siempre leo y escucho tus entrevistas.. Me motivas! Grande Charlie! Jamas pierdas tu buena onda y humildad! Sigue asi exitos!

Antonio

Cada vez que leo una entrevista a Charlie o veo un video de él me parece que se muestra simple, (creo) tal cual es y es genial porque mucha gente lo admira como tambien lo detestan. En lo personal, me encantan sus videos y en concierto con Masacre es de la putamadre! A esperar con muchas ganas el regreso de Difonía en el VxR.

Dama Gris

solo te veía en youtube no tenia idea de tu vida, pero me encanto la motivación que entregas

angelicagato

te felicito Charlie, mi admiración y respeto por tus logros, eso es saber lo que quieres y siempre con sencillez y humildad, las cuales siempre te harán grande. Éxitos! \m/.

Lucho Porras

Es el amo :D lo estimo porque es el co productor de mi banda favorita 6 voltios :D

Cesar carreño araujo

Brutal Charlie ....Yo aqui trabajando ojala algun dia te pueda conocer en persona !!!.
muchos exitos !!!

toño

No soy fan del metalpero siempre veo sus videos. Charlie es de ptmr, buena entrevista pagina central .

Gabriel

seriapaja saber tocar tan bien como charli

Avena

Charlie !!! tu música te describe tal y como eres ! Libre , humilde y sincero. sigue asi hermano. eres un ejemplo para muchos músicos. estaré allí para el regreso Difonico !!!
QUE BETHIA !!!!!

Paulo Tenorio

Las canciones de Charlie Parra me transmite mucha alegri porque siento que él tiene una vida conforme a sus buenos deseos. Sepas conducirte por buen camino, no sea aquella buena energía que transmites se pierda.

Andres Arteaga

Simplemente... QUE BEHTIA!!!!!! Charlie algún día seré como tu y compartiremos escenario wn!!!!! Saludos tremendos desde CHILE!!!!! :D

Nicolas

Éxitos en todo causa........ tienes razón en lo que dices que cada banda se tiene que sacar la mierda para financiarse, por ahí una vez leí que tu te metías al pogo y vendías tus discos de Difonía a los que estaban ahí JAJAJA. Saludos y sigue así.

Ricardo

Material de exportación: Entre dos tieeeeeeeerrasssssssssss

Alejandro

La mejor entrevista que se le pudo hacer, muy bien currado !!
Charlie eres grande, no cambies nunca bro

Emerson

Siempre me gusta leer sus entrevistas, se expresa tal como piensa y tiene mucha razón en todo, éxitos con tus proyectos y sabes que tienes un público apoyando tus proyectos.

Capri

Muy buena entrevista, bastante completa y bien concretada, me encanto.

Renato Perez

Grande Charlie.. actitud rocker.. rocker hecho y derecho.. \nn/

Juan de argentina

Grande Charlie, te admiro mucho y coincidimos en la forma de pensar
Sigue así brother , éxitos.

Christian Mogollón

Buena la entrevista y a Charlie, a parte de su sencillez se nota una persona honesta. Exitos!

Fernando