ASTRO

Octavio, Zeta, Lego y Andrés

Andrés: “Hoy no hay nadie que le llegue siquiera a los talones a Soda Stéreo”.

crédito: PÁGINA CENTRAL

Una de las bandas pop chilenas (experimental, psicodélica) más importante del momento son los Astro. Acaban de presentarse en el Lollapalooza chileno, en el festival colombiano Estéreo Picnic y, por supuesto, en Perú en el primer Red Bull Panamérika. “Todos los shows buenos ninguno es de acá (Latinoamérica)… Los que marcan la pauta de la tendencia y estilos no son de acá y los que hacen las mejores producciones discográficas no son de acá”, opina Andrés Nusser (voz y guitarra) sobre la aparente explosión musical que vive Latinoamérica.

He notado que en la música de Astro hay una fijación con la naturaleza: plantas, animales, espacios… ¿Por qué?

Andrés:

No sé, yo hago las letras, pero ahora luego de varios años creo que, en definitiva, pasa porque simplemente es el tema que me gusta escribir. Siempre me ha gustado la naturaleza, ir a pasear a las montañas… Ese de ese tipo de cosas que simplemente suceden...

¿Son una banda pop?

Octavio (batería):

Sí… Aunque no solo una banda pop, algo más que eso…

Zeta (teclados):

Una mezcla entre una banda pop y otras influencias.

¿Cómo definir la música que hacen?

Octavio:

Yo creo que sería como más rock pop alternativo, algo así…

Andrés:

Yo lo llamo pop experimental…

Lego (bajo y percusión):

Es como pop psicodélico…

Andrés:

A mí me gusta decir experimental, porque en cada canción que hacemos siempre se explora. No todas son iguales.

Esa experimentación los lleva, incluso, a jugar con sonidos como de videojuegos…

Lego:

Como medio 8 bit, como que mucho timbre del sintetizador que usamos a veces suena un poco como 8 bits, a pesar de que no lo son. Son teclados de buena calidad.

¿Eso estaba preconcebido o simplemente nació por alguna carencia de sonidos?

Lego:

Quizás muy en el principio, pero ya lueguito como que empezamos a equiparnos mejor…

Andrés:

Igual empezamos con teclados que eran baratos, y luego tampoco éramos tremendos programadores de sintetizadores. Si hay algo que no pasó es que no preconcebimos nada antes de que sucedieran.

¿No son un grupo sobreproducido musicalmente hablando?

Andrés:

A veces sí.

Lego:

Con el nuevo disco habrá (más) limpieza y minimalismo, que creo también es el proceso de una banda de empezar a diferenciarse con un trabajo nuevo…

 

 

COLOMBO. Los sonidos de los sintetizadores están en primer plano. 

¿Los grupos se aburren de su música?

Lego:

Sí… de tocar el show tantas veces,  pero la magia siempre está, como de tocar y que te den como nervios. Pero cansa como cualquier trabajo.

¿Qué no les gusta de Astro?

Andrés:

No es que nos encante todo, pero no es tan blanco o negro. Todo se puede mejorar. Nos gustaría poder tener más acceso a cosas profesionales.

¿Y no han tenido acceso a eso?

Andrés:

No, sí bastante. A la hora de producir somos bien pretenciosos, queremos lo mejor aunque no lo podamos tener.

¿Y esa pretención no afecta la esencia de la banda?

Lego:

Es como natural, es una motivación.

¿De quién consideran que han heredado la música que hacen?

Andrés:

Referentes son un montón, toda la música que suena en la radio y que alguna vez nos encantó. Yo te diría que hay un fenómeno más importante todavía: la posibilidad que nos dan los instrumentos, mucho más que una música. Hay como una retroalimentación de influencias dentro del mismo trabajo que estás haciendo, te influencias de lo que haces.

Eso es pretencioso.

Andrés:

No… De hecho al revés. Significa que estás en el camino correcto con el trabajo que estás haciendo. Que te nutras de ti mismo no significa que estás siendo egocéntrico. Significa que tu trabajo empezó a tomar pie y se está movilizando, y ya no tienes que ir a buscar afuera para resolver algo.

¿Y la cumbia no los influenció? Hoy tan de moda en Latinoamérica.

Zeta:

Somos más tiesos.

Lego:

Lo nuestro ha sido otra  búsqueda, con una sabrosura pero caribeña.

Andrés:

No lo abordamos nunca desde el latin. No hay una concientización. Sale de la capacidad de cada uno. Sale de la nada, según las condiciones que tengas para hacerlo.

 

 

 

MANGLARES. El grupo chileno y su exploración pop. 

Latinoamérica vive en un buen momento en música. ¿Cómo lo ven?

Lego:

Está como bueno lo que pasa. Es importante que tantos músicos de habla hispana viajen a tocar a EE.UU. o Europa. Eso dice mucho. Lo más importante es que siento que estamos creciendo a la par con otra gente.

Zeta:

Siempre va ser llamativo para el resto del mundo que toda Latinoamérica tiene un ingrediente especial, una sazón independientemente si es rock o metal.

¿Eso pasa más ahora que antes? 

Andrés:

En Chile se habla mucho de que hay una nueva ola de músicos chilenos. (Eso me parece) una blasfemia de esta generación, es como un ‘autochuparse’ las medias. Todo el tiempo hubo música buena en Chile. Todo el tiempo ha habido bandas y músicos y cosas increíbles que han estado sonando. Es verdad que hay más globalización y soltura estilística, los estilos se mezclan más y hay más acceso a hacer tu disco en casa. Lo que hace que haya más bandas, pero estas mismas bandas tienen menos seguidores, porque se tienen que repartir la torta.

Pero siempre hay altas y bajas.

Andrés:

Siempre se puede hacer una banda que dé más que hablar o que proponga algo bueno. Ahora, hablando en serio, todos los shows buenos ninguno es de acá (Latinoamérica). Los que marcan la pauta de la tendencia y estilos no son de acá y los que hacen las mejores producciones discográficas no son de acá. Entonces, cómo está Latinoamérica: no está como sus referentes.

Seguimos igual que siempre.

Andrés:

Sí. (En otros lados) tienen una preparación, oficio, profesionalismo, hay gente especializada que aprendió de gente que ya estaba especializada. Hay un bagaje de profesionalismo que viene con 100 años de experiencia, frente a uno (en Latinoamérica) que viene flojamente hace 50 años. No significa que no haya habido proyectos que la han hecho increíble, gente que la rompió como Soda Stéreo, Fito Páez. De hecho, tú me dices cómo está la música antes y ahora, hoy no hay nadie que le llegue siquiera a los talones a Soda Stéreo.

¿A Los Prisioneros?

Andrés:

En Chile nadie. Estamos hablando de números, de estadios llenos y de discazos. Nadie.

Y en esa época había menos bandas.

Andrés:

Ahora, había más esfuerzos concentrados en un proyecto, en una banda. Se juntaba mucha gente para hacer que esa banda funcionara muy bien.

¿Cómo los influenció Los Prisioneros?

Lego:

Es una de las bandas más representativas del rock chileno. Cuando chico no me pegó tanto. Más adelante empecé como a darle el peso a lo que eran Los Prisioneros y lo que era Jorge González como personaje, como músico, intérprete y compositor. Me parece un tipazo. Me parece muy influyente para muchos artistas, mucha gente. No solo musicalmente sino socialmente.

No ha salido nadie que supere lo hecho por Jorge y Los Prisioneros. 

Andrés:

Puede ser Los Tres.

Lego:

Sí, pero creo que socialmente ellos han sido el referente que marcaron muchísimo.

Zeta:

Hicieron excelentes producciones. Fue también el contexto histórico. Todo se conjugó para que sean lo que son.

 

 

EFECTO STÉREO. El grupo argentino, destacado por Andrés de Astro, pegó fuerte en Chile.

En Chile, en Estados Unidos y, sobre todo, Uruguay la legalización de la marihuana está muy fuerte en su agenda social. ¿Qué opinan?

Andrés:

A mí no me importa.

¿No sería mejor que sea legal?

Zeta:

Yo personalmente opino que sí. También hay que ver el contexto de Chile si está preparado para este tipo de medidas.

Octavio:

Yo creo que la prohibición hace mal en todo sentido. Prohibir algo va a hacer que exista el mercado negro.

Andrés:

Al legalizar algo tienes que educar. Hay muchas variables. Muy difícil opinar sobre algo que no tiene respuestas blancas ni negras. Por eso yo digo no sé.

¿Y las drogas ayudan en el proceso creativo?

Andrés:

Quizás en alguna canción… un 'pito', una marihuana, pero no es un factor determinante.

¿Han compuesto algo con ayuda de un ‘pito’?

Andrés:

Yo creo que sí, pero no recuerdo bien qué… (En la banda) dos de cuatro consumen. Sé que el imaginario de Astro es mucho más lisérgico que su realidad.

¿Qué opinan del anhelo boliviano de lograr una salida al mar por Chile? ¿Debe lograrlo?

Andrés:

Sí, no veo por qué no. Decir que no es una acción egoísta de propiedad. La verdad yo creo que no deberían existir las fronteras. Suena muy hippie… y entiendo que eso regula la economía y muchas cosas, pero un planeta sano no es un planeta dividido. Un planeta sano es cuando cualquier persona pueda ir al mar cuando quiera ir al mar. Ahora, lo que estamos hablando acá son de negocios. 

Octavio:

Nosotros vivimos en Santiago y de repente estamos aislados de lo que pasa en el norte. No sé qué pensará la gente por allá. Por ahí ellos tienen algo más importante que decir. También qué razones son las que mueven los hilos por detrás para que esto suceda. Probablemente son intereses netamente económicos de multinacionales y que no tienen mucho que ver con el pueblo boliviano o chileno.

Andrés:

Si las causas fueran humanitarias no habría ninguna discusión.

¿Y sobre el denunciado espionaje de Chile a Perú qué opinan?

Octavio:

Quién sabe… son huevadas que hacen estos políticos…

Andrés:

Es tan ajeno a lo que nosotros nos importa…

Lego:

Son los políticos jugando unos juegos de poder y de intereses. Se juntaron y dijeron ya cómo vamos a sacar provecho de esta situación… ¿y si nos peleamos?…

Andrés:

O puede ser que no, pero finalmente es tan absurdo como si hubiese sido así.

Ahora, quieran o no eso influye en una buena porción de la población, que lo asume como una agresión.

Andrés:

Yo creo que la gente debería identificarse menos con ese tipo de noticias… Son disputas que no son reales.

Lego:

Es como esa disputa entre Chile y Argentina por el fútbol. Y se dice que hay una rivalidad… Nosotros hemos tenido la oportunidad de ir a Argentina y está todo bien…

Andrés:

Entre chilenos y peruanos que se odian no se conocen. La gente está hecha para convivir.

Zeta:

Los pueblos nunca decidieron esta cuestión. A mí nunca me preguntaron si querían espiar a Perú. Eso lo decidió, que sé yo, alguien del departamento militar de no sé qué ‘cresta’ y termina afectándonos a todos y terminamos como peleados.

 

EN ARGENTINA. Los Astro han logrado entrar al mercado argentino.

Finalmente, se viene un nuevo disco. Ya lanzaron el primer single Caribbean…

Lego:

El disco lo lanzamos en mayo.

Andrés:

En junio.

Lego:

Es que venimos atrasando el tema…

¿Ustedes trabajan con disquera o independientemente?

Lego:

Tenemos una disquera independiente.

Andrés:

Lo estamos trabajando nosotros mismos  y algunos procesos se demoran más de lo que nosotros imaginábamos.

¿Y no hay alguna disquera multinacional que les haya lanzado alguna oferta?

Andrés:

No, pero no sé si es el modelo que se usa ahora…

¿Pero ustedes tampoco se han acercado a alguna disquera a ofrecerle su trabajo?

Octavio:

No… Estamos contentos con el modelo de negocio independiente. Los grandes sellos ya no concentran el poder que concentraban antes y por el nacimiento de una industria independiente que se forjó a sí misma, que se va profesionalizando.

¿Algún otro plan para Perú?

Andrés:

Hace mucho tiempo que teníamos muchas ganas de estar en Perú. Nos gustaría poder repetir la última visita. Nos pasó con Argentina, donde empezamos a ir de a poquitos y, de pronto, ya tenemos un público bien grande. Nos gustaría hacer lo mismo en Perú. Constantemente recibimos un montón de comentarios de Perú en el Facebook. La verdad que no sé por qué no habíamos venido antes. Teníamos la disposición, pero de repente, no sé, los astros no se alinearon.

 

 

LO NUEVO. Se viene el nuevo disco del grupo y este es su single.

Entrevistas relacionadas

Comentarios